viernes, 11 de noviembre de 2022

Varios opositores al examen a 189 plazas de la Policía Municipal celebrado el miércoles en el Pabellón de Cristal de la Casa de Campo denuncian el trato degradante que sufrieron durante la prueba por parte de los organizadores. Aseguran que muchas personas se orinaron encima, otros lo hicieron en botellas y que hubo mujeres con la regla a las que se les prohibió ir al baño. Al ejercicio, de 90 preguntas tipo test, se presentaron 5.000 personas.

Según CSIF, "a los aspirantes que fueron integrados en la zona de sótano no se les permitió ir al baño, aún terminando el examen, sin tener en cuenta que los opositores accedieron 50 minutos antes que los que accedieron a la planta superior". Añade el sindicato que "los afectados tuvieron que realizar sus necesidades encima, ya que no podían acceder a los baños, estando además del tiempo citado, más de dos horas de examen. En el caso de las aspirantes femeninas tampoco pudieron acceder a los aseos aún manifestando que estaban con el periodo". "Dichas situaciones fueron comunicadas al subdirector de Informática y a la responsable de personal que se encontraban en el lugar y no se tomaron en cuenta por parte del tribunal de la oposición para subsanar dichas situaciones", añade CSIF que lamenta que estas decisiones "den una imagen más que deplorable al colectivo que pertenecemos".

Uno de los aspirantes que estuvo en la prueba explicó que pese a acabar el examen tuvieron que permanecer en el pabellón sin poder ir al baño y esperar a que terminasen todas las personas los test y se produjo un recuento de los ejercicios. "Ha sido algo surrealista, gente meándose encima o pidiendo botellas para poder orinar y tapándose con un abrigo para que no les vieran", indicó. "Fue tremendo. Había dos chicos opositores juntos. Uno se orinó encima y tuve que irse con el abrigo puesto en las piernas. Otro orinó en una botella. Todo esto en presencia de chicas y teniendo los baños enfrente y el examen acabado", se quejó otro de los presentes.

En la convocatoria a los aspirantes ya se les advirtió que habría "baños químicos en el exterior del edificio, cerca de las Puertas de acceso F-6 y F-9, que podrían ser utilizados antes de acceder al edificio y a la salida". "En el interior del Pabellón de Cristal el uso de los aseos queda totalmente restringido, salvo que se aporte en el momento del examen informe médico del Sistema Público de Salud que indique expresamente la necesidad de su uso por prescripción médica o embarazo. En el resto de circunstancias, el uso de los baños en el interior del recinto implica la renuncia a la realización de la prueba", rezaba el documento en el que se les impedía acceder al examen con teléfonos móviles, aunque se encontrasen apagados. FUENTE





Print Friendly and PDF

SIGUENOS EN TELEGRAM


0 Bình luận:

Publicar un comentario

Popular Posts