[ver vídeo]Un trabajador eventual despedido de Mercedes irrumpe en la fábrica con una excavadora y destroza 50 furgonetas.

- Si es de tu interés este artículo, apoyanos compartiendo en tus redes sociales favoritas y de esa manera también incentivando a tus amigos que crees les pueda interesar a que nos lean.

[ver vídeo]Un trabajador eventual despedido de Mercedes irrumpe en la fábrica con una excavadora y destroza 50 furgonetas.

 





Esta madrugada ha tenido lugar un altercado peligroso y de lo más cinematográfico y es que Agentes de la Ertzaintza han detenido en Gasteiz a un varón de 38 años de edad acusado de producir daños en dos empresas. Si nos quedáramos aquí, todo parecería normal, sin embargo, el detenido en cuestión robó una retroexcavadora en una empresa para acudir a otra a causar numerosos daños.

Además durante el trayecto entre las empresas -21 km- causó daños en la vía pública.

Minutos antes de la una de la madrugada, el vigilante de la factoría de Mercedes-Benz en Vitoria alertó a la Ertzaintza de que un varón se encontraba conduciendo una retroexcavadora y estaba golpeando con ella a las furgonetas estacionadas en el parking. De inmediato varias patrullas se personaron en el lugar y practicaron la detención del conductor acusado de un delito de daños. En ese momento, los agentes comprobaron que medio centenar de furgonetas nuevas se encontraban dañadas y la puerta corredera de acceso al estacionamiento arrancada y en el suelo.


En ese momento además se comprobó que la máquina utilizada para causar los daños había sido sustraída de otra empresa sita en Legutiano. El arrestado habría recorrido con la retroexcavadora 21 kilómetros causando daños en la vía pública.








En esta segunda fábrica además de sustraer el vehículo, provocó daños en otras dos palas, rotura en un arco de radioactividad, daños en un turismo aparcado, y las barreras y la puerta de acceso se encontraban arrancadas también.

Los daños en las empresas son cuantiosos pero en este caso Mercedes se lleva la palma y es que la planta que la marca tienen en Vitoria en el polígono de Júndiz ahora tendrá que achatarrar o reparar casi 70 furgonetas nuevas. Entre los modelos afectados nos encontramos de todo, hasta unidades eléctricas de la Clase V o la Vito con un valor que ronda los 100.000 euros por unidad.

En una primera estimación, los daños ocasionados pueden superar los cinco millones de euros.















No hay comentarios