Buscar este blog

sábado, 29 de agosto de 2020

Prisión de los 33 migrantes detenidos por el motín del miércoles en el Centro de Estancia Temporal de Inmigrantes (CETI) de Melilla



El juez ha ordenado este viernes el ingreso en prisión de los 33 migrantes detenidos por el motín del miércoles en el Centro de Estancia Temporal de Inmigrantes (CETI) de Melilla, que se saldó con 21 agentes heridos, en concreto once de la Guardia Civil, cuatro de la Policía Nacional, cinco vigilantes del CETI y uno de la Policía Local.

Así lo ha informado la delegada del Gobierno en Melilla, Sabrina Moh, quien ha comunicado que "se está procediendo al traslado de los residentes del CETI detenidos por los altercados, de la mañana del miércoles, al centro penitenciario para su ingreso en prisión".

Ante las críticas recibidas por el anuncio tras el motín de que se trasladarán a la península a 80 inmigrantes, Sabrina Moh ha asegurado que los involucrados en actos violentos no se beneficiarán de este tipo de medidas. "Estos -a la cárcel- son los únicos traslados que se van a conseguir con el uso de la violencia", ha dejado claro la representante del Ejecutivo Central.

Moh ha aseverado que la salida los próximos días de 80 inmigrantes acogidos en Melilla no tiene relación con el intento de motín registrado el miércoles en el CETI, sino que está programada desde hace más de una semana y entre ellos "no va a haber ningún traslado a la península de residentes del CETI".

"La salida que se está preparando desde hace una semana corresponderá a personas vulnerables o sujetas a protección internacional que se encuentran en la Plaza de Toros", el centro de acogida temporal montada por la crisis del coronavirus, ha agregado.

La delegada ha recordado que los incidentes comenzaron el martes cuando un grupo de unas 200 personas pidieron la salida a la península con "protestas que se limitaron a gritos y pancartas".

Durante la mañana del miércoles, dichas protestas se repitieron, pero, en vista de un clima cada vez más tenso, desde el propio CETI solicitaron presencia policial. Por ello, y "cuando la situación comenzó a violentarse cada vez más, hasta allí se desplazaron 13 patrullas de la Guardia Civil, de la Jefatura Superior de Policía y de la Policía Local", ha informado.

Sabrina Moh ha manifestado que algunas de las personas que protestaban "empezaron a arrojar piedras y otros objetos contra los agentes e incluso algunos residentes protagonizaron intentos de escapar del centro".

Como consecuencia de estos hechos, once guardias civiles, cuatro agentes de la Policía Nacional, cinco vigilantes del CETI y un agente de la Policía Local resultaron heridos al ser alcanzados por piedras y fueron atendidos por sanitarios del 061. "Afortunadamente las heridas fueron todas ellas de carácter leve", ha apuntado.

Igualmente, Moh ha señalado que dos residentes del CETI resultaron heridos leves, "como consecuencia del impacto de piedras lanzadas por las propias personas que protestaban".

La acción desarrollada por las Fuerzas de Seguridad del Estado durante toda la jornada del miércoles, durante los sucesos en el centro dependiente del Ministerio de Migraciones, concluyó con 33 migrantes detenidos, que este viernes han pasado a disposición judicial y se ha ordenado su ingreso en prisión.

No hay comentarios:

Publicar un comentario